Llame a Planet Languages: +44 (0)1252 713 444

Maquetación

A menudo, las traducciones deben incorporarse a un determinado diseño o presentación. La mayoría de nuestros clientes nos envían sus plantillas de diseño en formato de InDesign (Adobe Creative Suite), QuarkXPress o FrameMaker. Aquí nos encargamos de colocar el texto traducido en las distintas páginas y de volver a revisar la versión definitiva de los archivos antes de devolverlos al cliente, o a cualquiera de sus oficinas locales, para su aprobación.

Si el idioma de destino de la traducción es el japonés, el árabe o cualquier otro idioma no europeo, una vez efectuada la maquetación, entregamos la traducción a nuestros clientes en formatos de lectura* o en PDF de alta resolución.

Planet Languages trabaja únicamente con maquetadores expertos en lengua extranjera. Hay multitud de diseñadores cualificados que tienen un amplio conocimiento de los programas de maquetación más comunes. Sin embargo, por nuestra experiencia, si estos diseñadores no son lingüistas, o no tienen al menos experiencia en tipografía de lenguas extranjeras, son mucho más propensos a cometer errores básicos de maquetación.

Cada idioma tiene sus propias reglas específicas en lo que se refiere a puntuación, uso de guiones, etc., y no existe ningún método estándar que permita deducir estas reglas. Es preciso conocerlas.

leer más

Por ejemplo:

En francés, se debe añadir siempre un espacio antes de los dos puntos :
En griego, el uso del punto y coma (“ ; ”) equivale al signo de interrogación.
Al final de una frase en japonés, encontraremos el signo “ 。”
En tailandés, sin embargo, no se utiliza el punto final ni cualquier otro signo equivalente

Al no conocer estas reglas, un maquetador o tipógrafo inexperto en estas cuestiones a menudo tenderá a “corregir” estos errores aparentes en la lengua extranjera, lo que se traducirá en la introducción accidental de errores innecesarios en el texto ya aprobado.

* Texto convertido en un gráfico no editable, de tal forma que se muestre como una fotografía o diagrama. Este es un recurso extremadamente útil ya que, una vez que nuestros clientes o sus oficinas locales han aprobado el texto, se puede crear un archivo de lectura para impedir posibles modificaciones accidentales de su contenido con posterioridad.